Buscar
  • Dr. Julio C. Castillo

Embolización de Fibromas Uterinos (EFU)

La embolización de fibromas uterinos (EFU), también conocida como embolización arterial uterina, es un procedimiento mínimamente invasivo utilizado para tratar los fibromas uterinos. El flujo sanguíneo se bloquea intencionalmente por la inyección de partículas diminutas en las arterias que suministran sangre a los fibromas, haciendo que disminuyan su tamaño.


Está opción terapéutica es una innovación dentro de la medicina que destaca por sus grandes ventajas:

• Posibilidad de conservar el útero

• Mínimamente invasiva

• Tiempo de recuperación corto

• Trata todos los fibromas a la vez

• Baja tasa de complicaciones

• Sin adherencias ni cicatriz

• Sin necesidad de transfusión

• Sedación consciente vs anestesia general


¿Qué esperar antes de someterse a EFU?

Si su ginecólogo recomienda que considere EFU para el tratamiento de sus fibromas, será referido para una evaluación adicional.

• Hacerse un examen físico.

• Completar una historia clínica y exámenes de laboratorio.

• Someterse a una resonancia magnética de la pelvis con contraste.




 

70-90% de las mujeres que eligen UFE experimentan un alivio significativo de sus síntomas de fibromas uterinos.

 





¿Qué esperar durante el procedimiento de EFU?

Se le sedará levemente, y luego el médico colocará un catéter en la ingle para acceder a una arteria que suministra sangre al útero. Una vez que el catéter ha sido avanzado a la zona de los fibromas, se inyectarán partículas muy pequeñas en los vasos sanguíneos que alimentan a los fibromas y bloquean, o embolizan, el flujo de sangre hacia ellos. La embolización continúa hasta que haya un bloqueo completo del flujo sanguíneo a los fibromas.



¿Qué esperar después del procedimiento de EFU?

Es un procedimiento por lo general altamente eficaz y como el útero se preserva, es probable que vuelva a un ciclo menstrual normal.

• Los síntomas mejorarán notablemente en la mayoría de los pacientes.

• Control a largo plazo de los síntomas relacionados con los fibromas y normalización de la calidad de vida en el 75 por ciento de los pacientes.



Este procedimiento se trabaja en equipo con su ginecólogo de cabecera.

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo